tratamientos dentales en el embarazo

Tratamientos dentales que se pueden realizar a las embarazadas

¿Qué tratamientos dentales se pueden realizar durante el embarazo? Estos son los tratamientos que se pueden realizar en cada trimestre:

Durante el primer trimestre: Tratamientos de urgencia.

Segundo trimestre: Cualquier tratamiento dental ya que tu dentista utilizará la anestesia local correspondiente para que no afecte al bebé. Radiografías dentales (con delantal de plomo).

Tercer trimestre: Cualquier tipo de tratamiento aunque se intenta evitar los que requieren un tiempo prolongado sentada en el sillón, por las molestias que puedas sentir debido al tamaño de la tripa.

No está permitido durante el embarazo:

Uso de óxido nitroso en el primer y tercer trimestre. Puede ocasionar abortos espontáneos, y riesgo de partos prematuros. De igual manera, si hay antecedentes de partos prematuros, se evitará el tratamiento dental en los últimos meses de embarazo.

Problemas dentales más comunes durante el embarazo:

  • Gingivitis del embarazo
  • Caries debido a los vómitos de los primeros meses, al aumento de la ingesta de alimentos y a una escasa o mala higiene posterior. La saliva también tiene su culpa ya que durante el último trimestre se altera volviéndose más ácida.
  • Los ligamentos periodontales se ven afectados provocando movilidad en los dientes. Esto deja vía libre a que los restos de alimentos se cuelen debajo de las encías.
  • Dientes y encías más sensibles debido al aumento del flujo sanguíneo.

Y si surge una infección durante el embarazo ¿qué riesgos hay?

Cualquier infección, ya no solo en la boca, supone unos riesgos que deben ser tratados cuanto antes. Si no, recordad cuando hay una infección de orina en el embarazo, nos hablan de riesgo de parto prematuro ¿verdad? Pues ojo con las infecciones de la boca.

Todas las infecciones pasan a la sangre, al torrente sanguíneo y este a la placenta.

Es muy importante mantener una buena higiene dental y si se nota sangrado de encías, dolor o hinchazón, acudir sin falta al dentista. No penséis que como estáis embarazadas, es normal sangrar por las hormonas.

Aquí tenéis la nota de prensa del COEM (Colegio Oficial de Odontólogos y estomatólogos) donde dicen:

Existe una evidencia científica muy clara sobre la relación que existe entre la periodontitis y la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y algunos trastornos que se producen en el embarazo. Estas asociaciones se han establecido en múltiples estudios observacionales y se han confirmado en varias revisiones sistemáticas. Los endocrinólogos, los cardiólogos o los ginecólogos empiezan a ser conscientes de la conveniencia de recomendar a los pacientes que cuiden y revisen sus encías periódicamente. Además, existen evidencias preliminares sobre la vinculación de la enfermedad periodontal con patologías como las respiratorias o las digestivas, entre otras.

Conclusiones:

  • Acude al dentista antes, durante y después del embarazo.
  • Vigila tu higiene dental.
  • Si notas que las encías están inflamadas, te duelen y/o sangran, acude a tu dentista.
  • Disminuye la ingesta de azúcares y come más sano.
  • Bebe mucha agua, ya que hidrata la boca y es genial para el resto de tu cuerpo.

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − ocho =