osteointegración implantes

¿Cuánto tiempo tarda la osteointegración?

El proceso de osteointegración de un implante sobre la estructura ósea maxilar del paciente tarda una media de tres meses, tiempo durante el cual la pieza insertada se integra con el hueso con solidez.

El proceso de cicatrización del implante no es instantáneo. Es a partir de los dos meses, cuando el implante comienza a compactarse con el hueso esto va a depender de la calidad ósea de la persona y de otros factores como son:

  • La biocompatibilidad del material.
  • La planificación del tratamiento.
  • La técnica quirúrgica empleada.
  • Su diseño y ajuste.
  • Si no aparecen procesos inflamatorios y/o infecciosos.
  • La correcta cantidad y calidad ósea.
  • Unos correctos hábitos de higiene buco-dental.
  • La ausencia de malos hábitos, como el tabaquismo.

A partir de una media de 3 meses (entre 3 y 6) la cicatrización concluye y el implante presenta una funcionalidad prácticamente idéntica a la de la raíz de un diente sano natural. Una vez constatada la correcta osteointegración, ya se puede colocar la corona dental definitiva y sustituir la provisional.

 ¿Qué pautas debe seguir el paciente después?

Hay una serie de cuidados que el paciente debe tener en cuenta para una correcta osteointegración. A pesar de que los tratamientos de implantología dental tienen excelentes resultados que los avalan, existen una serie de hábitos y factores que pueden hacer que este proceso fracase.

  • El tabaco

Está demostrado que el hábito de fumar tiene una repercusión negativa en los procedimientos de osteointegración por implantes al ralentizar la cicatrización y aumentar el riesgo de infecciones en la zona.

  • Enfermedades previas

Enfermedades sistémicas no controladas como la diabetes -pueden ser la causa de que los implantes dentales no se acaben integrando de forma correcta en el hueso.

  • La higiene bucodental

Si en condiciones normales, una mala o incorrecta higiene bucodental es sinónimo de posibles problemas como la gingivitis o la periodontitis, no es difícil imaginar que, en tratamientos de osteointegración por implantes, la higiene dental cobra mayor relevancia, ya que a los problemas anteriormente mencionados se unen otros más concretos como la mucositis o la periimplantitis.

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 + 3 =